Rejuvenecimiento facial con IPL: el cáliz de la eterna juventud


Actualmente, el paso del tiempo en nuestra piel nos empuja a buscar remedios para seguir luciendo una piel sana y joven. El rejuvenecimiento facial con IPL se está convirtiendo en el cáliz de la eterna juventud para paliar los signos de envejecimiento.

Rejuvenecimiento Facial con IPL

Las arrugas y las marcas de expresión no son más que el reflejo de la vida que pasa por nuestra piel. Hay personas que las aceptan, alegando que son marcas que cuentan su historia vivida. Otras, en cambio, prefieren disimularlas. Para estas últimas, existen tratamientos muy punteros que brillas por su eficacia. Es el caso del Rejuvenecimiento Facial con IPL. Veamos en qué consiste.

¿Qué es el Rejuvenecimiento Facial con IPL?

El rejuvenecimiento facial con IPL – Luz Pulsada Intensa – consiste en la aplicación de un tratamiento para suprimir los signos del envejecimiento leve o moderado en nuestra piel. Su objetivo es la revitalización cutánea, para disimular las alteraciones surgidas en la piel del rostro, tales como arrugas superficiales, venitas marcadas y manchas. Este tratamiento suele combinarse con otras técnicas, como rellenos con ácido hialurónico o bótox, para la reducción de arrugas y líneas de expresión.

¿En qué casos se puede recurrir al rejuvenecimiento facial con IPL?

Este tratamiento de medicina estética está especialmente indicado para corregir distintos signos asociados al envejecimiento:

  • Arrugas superficiales
  • Manchas o pecas en la piel
  • Arañas vasculares
  • Flacidez cutánea incipiente
  • Poros dilatados

Además del rostro, actúa eficazmente en la piel del cuello, manos y escote.

Esta técnica de rejuvenecimiento facial con IPL está especialmente contra-indicada en aquellas mujeres que estén embarazadas, así como durante la lactancia. Además, no realizamos el tratamiento en pieles recién bronceadas o con fototipos muy altos.

¿En qué consiste la técnica?

La técnica de IPL, o Luz Pulsada Intensa, se basa en la Teoría de la Fototermólisis Selectiva. Se realiza a través de la emisión de una luz policromática y discontinua. Sus longitudes de onda actúan de forma simultánea sobre distintas zonas en la piel, utilizando la capacidad que tienen diferentes tipos de lesiones para absorber luz, calentando sus estructuras para así eliminarlas. A su vez, consigue que los tejidos de alrededor se mantengan intactos.

La luz de IPL se emite en pulso menor al tiempo de relajación térmica de la lesión y superior al tiempo de relajación términa del área cutánea, lo que consigue que el tratamiento sea eficaz y totalmente seguro. Cuando hablamos de tiempo de relajación térmica, nos referimos al que tarda la diana en enfriarse al 50%. Así, ésta acumula temperatura sin afectar a la superficie cutánea.

¿Cómo es una sesión de IPL?

En cada sesión de tratamiento, se establecen unos objetivos. En las primeras, se tiende a buscar la eliminación de rojeces y manchas. En posteriores sesiones, se busca estimular el colágeno y reducir el poro, para revitalizar la piel.

Una sesión de IPL no requiere de ninguna preparación especial y es sumamente sencilla. Solamente es esencial que el paciente no haya tomado el sol recientemente.

Una vez que se ha limpiado la piel, tanto el paciente como el médico se colocan unas gafas protectoras. A continuación, se aplica un gel conductor en la piel y se van aplicando disparos de luz en su superficie.

Todo el tratamiento se realiza en unos 20 minutos aproximadamente. Suelen ser necesarias entre 3 y 6 sesiones, dependiendo del paciente. Entre sesión y sesión, es recomendable esperar un mes aproximadamente.

Cuidados tras el tratamiento IPL

Tras la aplicación del tratamiento de rejuvenecimiento facial con IPL, el paciente puede notar un leve enrojecimiento y sensación de calor, que remiten al cabo de unas horas.

Aunque siempre incidimos en la necesidad de protegernos del sol con un filtro solar de índice alto, tras la aplicación del tratamiento es completamente necesario protegerse.

Beneficios del Rejuvenecimiento Facial con IPL

  • Minimización de enrojecimiento facial
  • Suavidad cutánea
  • Reducción de manchas circunscritas y pecas.
  • Eliminación de arañas vasculares.

¿En qué podemos ayudarte?

Si necesitas asesoramiento e información sobre la técnica IPL, estamos encantados de atenderte. La primera consulta es gratuita, podemos resolver cualquier duda que tengas.

Pide cita en el número 955131401 o mándanos un e-mail a info@drperezcerezal.com

Recuerda que también nos puedes seguir en las redes sociales.

Facebook

Instagram

Elegir un buen cirujano plástico: 10 puntos a considerar


A la hora de elegir un buen cirujano plástico, hay que tener en cuenta una serie de características que éste debe cumplir. Y es que la decisión de ponernos en manos de la cirugía no debe tomarse a la ligera.

Elegir un buen cirujano plástico

Las intervenciones de cirugía estética cada vez son más demandadas en España. Su objetivo es mejorar aspectos de nuestra imagen y autoestima. Es por ello que, elegir un buen cirujano plástico, profesional y cualificado, nos da la garantía de conseguir los resultados estéticos esperados.

En este artículo, enumeramos 10 aspectos que hay que considerar al elegir un buen cirujano plástico:

1. Elegir un cirujano plástico titulado

Un cirujano plástico que nos aporte fiabilidad, confianza y garantía debe contar con una formación homologada. Estos profesionales deben haber pasado por un periodo de formación de 5 años, vía MIR, en el Sistema Público Sanitario. Esto los acredita a través de un título oficial, que en España se denomina Médico Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora.

En la página www.secpre.org de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética, puedes consultar los cirujanos plásticos titulados que constan por provincia.

2. El equipo médico

Pero no sólo el cirujano plástico debe estar titulado. También es necesario que los integrantes del equipo médico que intervengan en la operación estén debidamente cualificados. Así mismo, en cualquier quirófano en el que se vaya a realizar una intervención con anestesia general, debe estar presente un médico anestesista titulado.

3. Experiencia en el ejercicio de la profesión

Al igual que nos basamos en la experiencia de otros profesionales al contratar sus servicios, debemos conocer la trayectoria profesional del especialista plástico que nos va a operar. No dudes en preguntar, incluso en buscar en las redes sociales las opiniones y recomendaciones de otros pacientes.

4. Debe atenderte el mismo especialista

Hay multitud de clínicas de cirugía plástica y estética que recurren a comerciales para vender sus servicios. Pero en el momento de la consulta, debe ser el propio cirujano el que te atienda. Como hemos comentado, es la persona cualificada quien deberá explorarte, así como explicar todo el proceso pre y post operatorio.

5. El cirujano debe saber responder todas tus dudas

En una primera consulta, el cirujano debe valorar tu caso, exponiéndo toda la información necesaria, siempre bajo criterios médicos. Y tanto en esta primera toma de contacto como en las posteriores, el cirujano plástico debe saber y poder responder todas las dudas que te surjan.

Algunas cuestiones que nos plantean nuestros pacientes antes de someterse a una intervención en nuestra clínica, son estas:

  • Precio total del proceso y tipo de financiación.
  • Garantía de los resultados.
  • Tiempo de realización de la operación.
  • Tipo de anestesia que se va a utilizar.
  • Ingreso hospitalario y alta.
  • Seguimiento post-operatorio.
  • Actuaciones ante la posibilidad de complicaciones.

Además, solicitar en la clínica fotos del antes y después de otros pacientes te podrán ayudar a elegir un buen cirujano plástico.

6. Pruebas pre-operatorias

Como en cualquier operación a la que nos sometamos, es estrictamente necesario realizar unas pruebas pre-operatorias. Con ellas, se valora el estado de salud del paciente y las peculiaridades que se deben tener en cuenta para realizar la intervención.

7. Consentimiento firmado

Una vez que hayas sido informado, la clínica debe poner a tu disposición un documento de consentimiento que deberás firmar. En esta documentación, se debe informar de todo el proceso, así como los detalles y riesgos que conlleva.

8. Instalaciones para la intervención

La cirugía debe realizarse en quirófanos habilitados en centros hospitalarios o clínicas con todos los recursos necesarios. Esto asegura que, ante una posible complicación, dispongan de los medios suficientes para solucionarla.Quirófanos habilitados en centros hospitalarios o clínicas con todos los recursos necesarios

9. El alta médica

Una vez realizada la operación, se te ha de hacer entrega de un informe con el alta médica. En él, se detalla la intervención a la que has sido sometido y los consejos para el post-operatorio. Asegúrate de que la clínica en la que te vas a operar va a facilitarte este informe de alta a la hora de elegir un buen cirujano plástico.

10. Seguimiento post-operatorio

El post-operatorio tiene suma importancia, siendo el mismo cirujano plástico el encargado de la supervisión. Debes estar bien informado sobre cuál es el proceso de seguimiento, así como las revisiones que se realizan tras la intervención.

¿En qué podemos ayudarte?

Si quieres realizarte una operación de cirugía estética, estamos encantados de atenderte. La primera consulta es gratuita, podemos resolver cualquier duda que tengas.

Pide cita en el número 955131401 o mándanos un e-mail a info@drperezcerezal.com

Recuerda que también nos puedes seguir en las redes sociales.

Facebook

Instagram

Aumento de glúteos, tendencia en 2019


El aumento de gluteos ha pasado a ser, en el último año, una de las intervenciones de cirugía estética más solicitadas. Y todo indica que la tendencia para 2019 va en aumento.

Aumento de glúteos - Dr. Pérez - Cerezal

Tener unos glúteos a lo Kim Kardashian es el deseo de cada vez más mujeres en nuestro país. De hecho, la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE) constató en 2016 que las intervenciones de aumento de glúteos habían crecido entre un 20 y un 30% en los dos últimos años. Y a esta nueva tendencia se ha unido la revolucionaria cantante Madonna, apareciendo en una fiesta de Manhattan con unos prominentes glúteos, el pasado fin de año.

Todos estos referentes del mundo de la moda y la música están situando a la gluteoplastia, la cirugía de aumento de glúteos, como una de las intervenciones más solicitadas para 2019. Conozcamos un poco más de esta cirugía.

¿Se puede conseguir un aumento de glúteos de forma natural?

La forma y tamaño de los glúteos suelen venir definidos en nuestro ADN. La alimentación sana y el deporte pueden ayudar a conseguir pequeños cambios, pero su morfología apenas se ve alterada. De hecho, los resultados que se alcanzan son mínimos, comparados con el esfuerzo que supone la práctica de ejercicios específicos para la zona. Este es el motivo por el que muchas personas deciden ponerse en las manos de un cirujano plástico para conseguir el resultado deseado.

¿En qué consiste la gluteoplastia?

El objetivo de la gluteoplastia es el aumento de glúteos, a través de implantes de gel de silicona, prótesis sólidas y de consistencia blanda. Con esta técnica quirúrgica, se logra definir el tamaño y la forma de los glúteos. Los resultados son permanentes, otorgándole al paciente una silueta más esbelta, con un aspecto más firme y redondeado.

La técnica quirúrgica

La intervención de aumento de glúteos se practica en quirófano y suele tener una duración aproximada de 2 horas. Tras someter al paciente a anestesia general, se inicia la cirugía abriendo unos bolsillos bajo los músculos del glúteo mayor. A continuación, se implantan unas prótesis de gel de silicona y se ocultan con el pliegue interglúteo.

Vuelta a la rutina tras la intervención

Si la evolución del paciente es la idónea, el mismo día de la operación o el siguiente se da de alta. Se va a casa con unos vendajes y drenajes que deberá mantener durante dos o tres días más. Una vez retirados, deberá llevar una faja que le recomendará el cirujano.

Aunque las suturas se retiran transcurridas dos semanas de la operación, la vuelta a su rutina habitual es inmediata. El paciente puede llevar a cabo una actividad relativamente normal a los pocos días de haber sido intervenido.

De todas formas, para una recuperación más satisfactoria, se recomienda dormir boca abajo durante las primeras semanas. Además, en ese periodo se debe evitar practicar deportes en los que el gluteo se vea forzado.

¿Qué marcas deja esta cirugía?

Aunque los primeros días tras la intervención las cicatrices parecen endurecidas, se van atenuando. En poco tiempo, se vuelven casi imperceptibles. Además, al hacerse la incisión en el pliegue inter-glúteo, la cicatriz queda escondida.

¿En qué podemos ayudarte?

Si quieres realizarte un aumento de glúteos y necesitas más información, estamos encantados de atenderte. La primera consulta es gratuita, podemos resolver cualquier duda que tengas.

Pide cita en el número 955131401 o mándanos un e-mail a info@drperezcerezal.com

Recuerda que también nos puedes seguir en las redes sociales.

Facebook

Instagram

 

 

 

 

¿Cicatrices de acné? Te contamos cómo eliminarlas


Las cicatrices de acné deterioran nuestra piel, dotándola de un aspecto poco favorecedor. Existen diversos tratamientos para corregir estas cicatrices. Te contamos cuáles son.

Cicatrices de acné Dr. Pérez-Cerezal Sevilla

El acné es la patología cutánea que afecta a más del 80% de adolescentes, en mayor o menor grado. Factores genéticos inciden su aparición en jóvenes y adultos, hombres y mujeres. De hecho, según los datos que expone la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), un 12% de mujeres y un 3% de los hombres padecen el denominado acné tardío, después de los 25 años.

¿Cómo se produce el acné?

El acné tiene su origen en el folículo polisebáceo. Cuando las hormonas andrógenas llegan a la pubertad, estimulan la producción de grasa. A su vez, estas hormonas obstruyen el conducto por el que el sebo se expulsa, con lo que se acumula un exceso de grasa en la glándula. Al inflamarse, esta glándula aloja bacterias, como es la propinebacterium Acnes, más conocida como Acné.

Las lesiones que provoca el acné en nuestra piel deben ser corregidas por el colágeno y la elastina que produce nuestro organismo. Pero la producción de estas dos sustancias depende de nuestra genética. Por lo tanto, nuestro ADN es el culpable de que se formen más o menos cicatrices, así como su forma y tipología.

Existen diversos tratamientos indicados para corregir las cicatrices de acné, que dependerán de la piel, edad y sexo del paciente. En la clínica del Dr. Pérez-Cerezal, ponemos a disposición de nuestros pacientes un estudio para conocer la fase del proceso de cicatrización. Dependiendo de los resultados, decidimos qué tratamiento es el adecuado para el paciente. Los objetivos que cumplimos con estos tratamientos son:

  • Estimular el colágeno y elastina de la piel.
  • Corregir las cicatrices producidas por el acné.
  • Regular la secreción sebácea.
  • Reducir las manchas producidas por el acné.
  • Conseguir una apariencia más suave y lisa de la piel de rostro y cuello.

Tratamientos para corregir las cicatrices de acné

1. Peeling químico

Este tratamiento está destinado a exfoliar la dermis. El procedimiento es sencillo, aplicando sustancias que reparan las imperfecciones y cicatrices del acné. Además, estas sustancias ayudan a corregir la pigmentación de la piel, aportando un color uniforme y renovando las capas cutáneas.

2. Nanopore

El nanopore es un dispositivo eléctrico de punción eléctrica, cuyo uso profesional está destinado a la corrección de cicatrices atróficas. Su tratamiento es mínimamente invasivo. A través de micro-punciones, se inyectan en la epidermis los principios activos necesarios para la regeneración del colágeno y la elastina. Como hemos comentado anteriormente, estas sustancias son generadas de forma natural por nuestra piel, pero su mayor o menor producción depende de nuestra carga genética, además de nuestra edad.

3. Dermoabrasión con punta de diamante

Este tratamiento ha supuesto una revolución en el mundo de la medicina estética. Consiste en un peeling mecánico de alta precisión, enfocado a la estimulación de la renovación celular. La técnica consiste en realizar una exfoliación profunda, con el objetivo de que los tejidos superficiales se reparen y se mantengan en las condiciones más óptimas.

4. Bio-expander

El bio-expander es un innovador producto indicado para la remodelación y reconstrucción del volumen facial. Está diseñado especialmente para la corrección de imperfecciones que necesitan remodelación tisular volumétrica, como es el área de mejillas, pómulos y barbilla. Estas zonas suelen ser las más afectadas por el acné y en las que se presenta un mayor número de cicatrices. Con este tratamiento, se distribuye un gel de manera uniforme en el tejido, para rellenar las cicatrices de forma natural.

5. PRP

El “Plasma Rico en Plaquetas”, conocido como infiltración PRP, es un tratamiento reconstructivo utilizado cada vez más por pacientes jóvenes con cicatrices de acné. La técnica consiste en extraer un pequeño volumen de sangre del paciente. Se separan las plaquetas con un anticoagulante y centrifugación. A continuación, el plasma que se obtiene se aplica en la piel utilizando microinyecciones, que estimulan los tejidos. Al usarse una sustancia biológica de nuestro organismo, está libre de químicos.

Los resultados son visibles desde la primera aplicación, recuperando la tersura y elasticidad de la piel de las zonas afectadas.

¿En qué podemos ayudarte?

Si necesitas corregir cicatrices de acné y quieres más información, estamos encantados de atenderte. La primera consulta es gratuita, podemos resolver cualquier duda que tengas.

Pide cita en el número 955131401 o mándanos un e-mail a info@drperezcerezal.com

Recuerda que también nos puedes seguir en las redes sociales.

Facebook

Instagram

Cirugía reconstructiva para madres: la abdominoplastia


El embarazo conlleva cambios físicos y alteraciones hormonales en la mujer que comprometen su silueta. Se miran en el espejo y echan de menos el cuerpo que tenían antes. Aunque el peso se consigue recuperar meses después del parto, total o parcialmente, esos cambios drásticos en la báscula en tan corto periodo de tiempo provocan la distensión abdominal, lo que produce el efecto antiestético en la figura. Las partes del abdomen que quedaron expuestas a la gestación no se suelen recuperar con dietas o ejercicio físico. Por eso, cada vez más mujeres recurren a la abdominoplastia después de ser mamás.

¿Qué es la abdominoplastia?

Abdominoplastia - Dr. Pérez - CerezalLa abdominoplastia es el procedimiento quirúrgico destinado a remodelar el abdomen, eliminando el exceso de piel y grasa. La técnica se centra en reconstruir la zona abdominal tras haber sufrido cambios de peso y/o embarazos, que han dejado un aspecto antiestético, con flacidez y deformidades. Los resultados son muy gratificantes a la vista porque consigue delinear la silueta y el cuerpo que se tenía antes del embarazo, incluso lo mejora.

¿Por qué recurrir a la abdominoplastia en vez de a una liposucción, hacer ejercicio físico o dieta?

Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer experimenta distintos fenómenos que modifican su estructura. Los músculos abdominales se abren, se estira la piel e, incluso, pueden aparecer hernias en la pared abdominal. Estos efectos sobre la fisonomía requieren de una reconstrucción a nivel quirúrgico. Se recurre a la liposucción cuando sólo se necesita suprimir los depósitos de grasa, sin haber sufrido alteraciones físicas como las mencionadas.

Con el ejercicio físico y la dieta logramos un mejor estado de salud, así como pérdida de peso, pero no son eficaces para reconstruir las zonas afectadas del abdomen.

¿En qué consiste la cirugía?

Antes de la intervención, el cirujano valora las necesidades de la paciente y se diseña el resultado. Además, se le realizará un estudio pre-anestésico y control radiográfico para descartar patologías previas.

Una vez en quirófano, se somete a la paciente a anestesia general y se comienza con la cirugía. La duración de la operación puede oscilar entre 2 y 4 horas.

La técnica quirúrgica de la abdominoplastia consiste en realizar una incisión en la parte inferior del abdomen, por encima del pubis. A continuación, se despegan los tejidos, se extrae la grasa sobrante y remodelamos la pared muscular. Antes de cerrar la incisión, se estira la piel, se unen los  músculos separados y se higieniza la zona.

Como norma general, y si la evolución de la paciente es buena, podrá tener el alta al día siguiente de la cirugía, siendo necesario que permanezca ingresada en el hospital una noche.

¿Cuáles son los resultados que se obtienen con la intervención?

Los resultados se enfocan en mejorar el aspecto del abdomen de la paciente. Se consigue un contorno más reducido y plano, músculos retensados y estrechamiento de la cintura. Sin embargo, la abdominoplastia no sólo está destinada en reconstruir la zona para conseguir definirla y mejorarla. A sus efectos estéticos hay que sumar otros beneficios funcionales, como la descarga de la zona lumbar y la mejora de la incontinencia urinaria provocada por el parto.

A nivel personal, estos cambios físicos ayudan a la paciente a recuperar su autoestima, sintiéndose incluso mejor que antes de quedar en estado. Mejoran parcelas privadas en su vida como el ámbito sexual, de pareja, social y laboral.

Lo que hay que saber del post-operatorio

El fin de la abdominoplastia es lograr un resultado real y satisfactorio después de someterse al procedimiento. De hecho, los resultados estéticos son evidentes desde el primer momento, aunque los resultados definitivos tardan unas semanas en aparecer. Tras la intervención, la zona puede estar inflamada. Por ello, se requiere el uso de una faja abdominal durante un mes y medio.

Ante posibles molestias, el cirujano suministrará analgésicos a la paciente. Además, en pro de una recuperación más satisfactoria, es recomendable recurrir a terapias complementarias como masajes drenantes, ultrasonido o presoterapia después de haber transcurrido dos semanas desde la operación.

La vida después de la recuperación

Normalmente, podrá caminar desde el primer día. De igual modo, la rincorporación a la actividad normal tras la abdominoplastia es inmediata, en torno a las 2 semanas. Para volver a realizar deporte hay que esperar unas 2 semanas más, aproximadamente.

En cuanto a la cicatriz que resulta de la intervención, es minúscula, casi imperceptible en el tiempo. Su diseño está pensado para que la cubra la ropa interior o de baño.

¿En qué podemos ayudarte?

Si has sido mamá y quieres más información sobre la abdominoplastia, estamos encantados de atenderte. La primera consulta es gratuita, podemos resolver cualquier duda que tengas.

Pide cita en el número 955131401 o mándanos un e-mail a info@drperezcerezal.com

Recuerda que también nos puedes seguir en las redes sociales.

Facebook

Instagram