Bolas de Bichat

Bolas de Bichat - Dr. Pérez-Cerezal

Las bolas de Bichat son unos cúmulos de grasa que se localizan en las mejillas, bajo los pómulos, y son las responsables de una apariencia facial redondeada. Son parte de nuestra anatomía, y fueron descubiertas por el anatomista francés Marie François Xavier Bichat (1771-1802) Estos depósitos grasos son distintos en cada persona, presentándose en algunas de gran tamaño y dan al rostro un aspecto redondeado en exceso.

Mediante la técnica quirúrgica denominada Bichectomía, se extraen estas bolsas de grasa, consiguiendo un rostro más anguloso y perfilado. La finalidad de su extracción es afinar el rostro, perfilar las mejillas y conseguir una apariencia más delgada y estilizada, acentuando los pómulos.

La demanda de consultas sobre las Bolas de Bichat se ha disparado en los últimos meses por sus buenos resultados estéticos, y gracias a que algunas reconocidas actrices a nivel internacional han confiado en la técnica y la han hecho pública, mostrando sus magníficos resultados.

¿Hacia quién va dirigido?

Este procedimiento está indicado para todas aquellas personas que tienen la cara redonda o muy poco perfilados los pómulos y requieren, por tanto, afinar las mejillas y remarcar los pómulos.

La Técnica Quirúrgica:

La técnica quirúrgica es un procedimiento relativamente sencillo. Las bolas de Bichat son dos acúmulos grasos que se localizarán en las mejillas, delante del músculo masetero. A través de dos pequeñas incisiones de apenas 1 cm dentro de la boca, se realiza su extracción, sin cicatrices visibles.

Antes de la Cirugía:
  • No todo el mundo es candidato a esta cirugía o notará una mejoría estética satisfactoria después de la misma, por lo que en la visita médica, determinaremos el tipo de procedimiento adecuado para el paciente.

  • Antes de la intervención, será necesaria la realización de un estudio pre-anestésico y un control radiográfico para descartar que no haya ninguna patología previa.

Durante la Cirugía:
  • Esta intervención suele realizarse mediante anestesia local y sedación.

  • La duración suele rondar, aproximadamente, alrededor de 45 minutos o 1 hora.

  • Dependiendo de la evolución del paciente, podrá ser dado de alta el mismo día, no se requiere ingreso hospitalario.

El Post-Operatorio:
  • Tras la intervención,el periodo de recuperación es muy breve. En el caso de mostrarse molestias, serán tratadas con analgésicos suministrados por el cirujano.

  • Este tipo de cirugía no suele presentar un post-operatorio severo, a partir del día siguiente puede reincorporarse progresivamente a su actividad normal.

  • Los primeros resultados se verán después de unas semanas tras la cirugía. La inflamación suele ser mínima y disminuye paulatinamente.

  • Esta técnica quirúrgica consigue resultados definitivos. No será necesario repetir el procedimiento, incluso, si el paciente aumentara de peso.

También te puede interesar:

Lifting facial - Dr. Pérez - Cerezal

Lifting facial

Blefaroplastia - Dr. Pérez - Cerezal

Blefaroplastia

Rinoplastia - Dr. Pérez-Cerezal

Rinoplastia