Estética oncológica: cómo la estética puede ayudar en un proceso de cáncer


Sobre la estética oncológica existen, hoy día, muchas cuestiones. ¿Es medicina reconstructiva? ¿Se centra en prótesis? ¿Existen tratamientos de belleza? Éstas y otras preguntas las respondemos en este artículo, centrado en cómo la estética oncológica mejora la vida del paciente en un proceso de recuperación de un cáncer.

 

Estética Oncológica

Fuente: oncoestética.es

¿Qué es la estética oncológica?

Esta especialización en el campo de la medicina estética está destinada a facilitar la recuperación de una persona que está en tratamiento, por diagnóstico de cáncer. Se centra en mejorar el aspecto del paciente y cuidarlo, para que se sienta mejor y aumente su autoestima durante el proceso.

La base de la estética oncológica es atender a cada paciente de forma individualizada, con naturalidad y maximizando la discreción. Es imperativo que se sienta seguro y tranquilo, comprendido y apoyado.

La razón de ser de esta especialidad

La experiencia en medicina estética a lo largo de los años ha llevado a comprender a los profesionales especializados en este campo los efectos secundarios, tanto estéticos como psicológicos, que produce esta afección y su tratamiento.

Tras el shock que supone la noticia del padecimiento de una enfermedad de este tipo, muchos pacientes se centran en la enfermedad en sí, olvidándose de ellos mismos. Los efectos secundarios estéticos convierten a los pacientes en un colectivo que se siente vulnerable, por dejar visibles las marcas de su enfermedad. Esto repercute en su estilo de vida, ya perturbado por los nuevos acontecimientos, dando lugar en muchos casos a problemas de autoestima y depresión, poco recomendables para enfrentarse a la enfermedad.

Es por ello que la estética oncológica trata de paliar estos efectos secundarios, devolviendo al paciente una apariencia estética normal, camuflando los signos de la enfermedad. El objetivo es incidir en la salud psicológica del paciente y fortalecerlo anímicamente para hacer frente al proceso oncológico.

Tratamientos indicados en oncoestética

Ante todo, debemos destacar que no todos los pacientes responden de la misma forma a la enfermedad y su tratamiento. Los efectos secundarios son distintos dependiendo de la persona, su edad o tipo de medicación. En consecuencia, a la hora de recomendar al paciente un tipo de tratamiento estético, hay que realizar un diagnóstico adaptado a sus necesidades, la parte del proceso en la que está y el tipo de enfermedad. Además, es imprescindible observar, conversar y proponer pautas de cuidado personal. Pero, sobre todo, es necesario escucharlo para detectar su estado de ánimo y necesidades emocionales.

Basado en el diagnóstico tanto del paciente como de la situación en que se encuentra, son diversos los tratamientos que se recomiendan.

Tratamientos de Hidratación

Este tipo de tratamientos se realizan tanto con finalidad paliativa y de mantenimiento, como para la prevención y preparación del organismo, antes de someterse a un tratamiento oncológico.

  • Facial: en la limpieza facial se deben utilizar jabones suaves con un PH neutro. Las maniobras para la aplicación del tratamiento son suaves y se aplica una mascarilla extrahidratante que se deja actuar. Para finalizar, se aplica una crema hidratante específica a las necesidades del paciente, incorporando protección de pantalla total.
  • Corporal profunda: la selección de cosmetología sigue las mismas pautas que en la hidratación facial, utilizando un protocolo similar.
  • De manos y pies: se realiza con un baño florar, masaje con productos nutritivos y envoltura reconfortante y fresca. Con ello, se busca aportar a la piel de manos y pies suavidad e hidratación. En cuanto a las uñas, en las que a veces puede aparecer inflamación, está contraindicado cortar la cutícula. Se aporta hidratación para rebajar la inflamación y se aplican productos calmantes y de hidratación, emolientes y suavizantes con propiedades anti-inflamatorias. Las lociones y cremas que utilizamos son ricas en mantecas de mango y karité, aceites regeneradores, ácidos grasos poliinsaturados, vitaminas E y F, así como productos calmantes.

Tratamientos para las cejas

Si los efectos del proceso oncológico suponen la caída del pelo en cejas y pestañas, se recomienda el fortalecimiento del vello desde su base, con el fin de evitar la caída. Utilizamos un fortalecedor natural que se combina con un tratamiento de uso doméstico. Los cosméticos empleados son aptos para pieles sensibles y tienen principios activos antioxidantes, calmantes y regeneradores. Tras el tratamiento oncológico, se recomiendan los siguientes métodos:

  • Estimulación del folículo y acelerador de crecimiento
  • Micropigmentación de cejas pelo a pelo.
  • Microblading.

Tratamientos para las pestañas

Antes del tratamiento oncológico, se informa y asesora al paciente sobre la necesidad de suministrar una metodología de fortalecimiento de las pestañas, así como las técnicas estéticas cuyo propósito es disimular su caída. Estas son:

  • Micropigmentación de delineado
  • Efecto multiplicador de pestañas

Tratamientos para la retención de líquidos

La retención de líquidos o edema es la hinchazón que se ha causado por una acumulación anormal de líquidos en nuestro cuerpo. Éstos se acumulan en ciertas partes del organismo, como abdomen, pecho, pies y piernas. En un proceso por diagnóstico de cáncer, sobre todo mamario, de hígado u ovárico por su proximidad a ganglios línfáticos, la retención de líquidos es muy frecuente. Además, suele ser un efecto secundario tras la aplicación de radioterapia y quimioterapia.

Para poder someterse a tratamientos estéticos, el paciente debe esperar a su recuperación, puesto que, a no ser que un especialista lo indique, no se recomienda realizar ningún tipo  de tratamiento durante la enfermedad. Una vez superada, la retención de líquidos la tratamos a travése técnicas como las siguientes:

Bioestimulación capilar

Para tratar la alopecia debida a los tratamientos de quimioterapia, recomendamos la bioestimulación capilar. Esta técnica consiste en la aplicación en el cuero cabelludo de microinyecciones de plasma rico en factores de crecimiento, procedente de la sangre del propio paciente. Este plasma se inyecta con la intención de llegar al folículo piloso, para prevenir y detener la caída del cabello, estimular el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos y colágeno, así como reparar los tejidos dañados del cuero cabelludo.

En el caso de que el folículo ya se haya atrofiado y no se pueda regenerar con la Bioestimulación Capilar, ante una calvicie más avanzada, se recomienda el transparte capilar o microinjerto. Es el único método difinitivo y eficaz para recuperar cabello en zonas de calvicie irreversible. Además de ser un tratamiento rápido, logra un aspecto natural, al implantar pelo de zonas pobladas del cuerpo del propio paciente.

¿En qué podemos ayudarte?

Si necesitas asesoramiento e información, estamos encantados de atenderte. La primera consulta es gratuita, podemos resolver cualquier duda que tengas.

Pide cita en el número 955131401 o mándanos un e-mail a info@drperezcerezal.com

Recuerda que también nos puedes seguir en las redes sociales.

Facebook

Instagram