Himenoplastia

Himenoplastia - Dr. Pérez - Cerezal

El himen es una membrana que forma parte del órgano reproductor femenino. Pero no sólo es una parte anatómica de la mujer, para muchas de ellas tiene un significado que va más allá: la virginidad.

Una mujer puede sentirse motivada a querer reconstruir su himen y “volver a ser virgen” por muchos motivos: personales, culturales o sociales o, incluso, porque carezcan de himen por nacimiento, por roturas ajenas a relaciones sexuales, etc.

Existe una técnica quirúrgica específica para esta causa: La himenoplastia, una intervención sencilla que cada vez está más de moda por sus rápidos y eficaces resultados.

¿Hacia quién va dirigido?

Este procedimiento está indicado para todas aquellas mujeres que, por motivos personales, culturales o sociales, decidan recuperar su virginidad a través de la reconstrucción del himen.

La Técnica Quirúrgica:

La técnica quirúrgica consiste en restaurar el anillo himeneal, que es un tejido elástico que se encuentra en la entrada de la vagina, mediante su sutura con hilo degradable que será reabsorbido por el cuerpo de la paciente.

Antes de la Cirugía:

  • En la visita médica, determinaremos el tipo de procedimiento adecuado para el paciente.

  • Antes de la intervención, será necesaria la realización de un estudio pre-anestésico y un control radiográfico para descartar que no haya ninguna patología previa.

Durante la Cirugía:
  • Esta intervención suele realizarse bajo anestesia local y sedación.

  • La duración suele rondar, aproximadamente, 45 minutos o 1 hora.

  • Dependiendo de la evolución del paciente, podrá ser dado de alta el mismo día de la cirugía.

El Post-Operatorio:
  • Se recomienda un reposo de 24 horas.

  • El postoperatorio no suele ser doloroso y, por lo general, no se emplean analgésicos pero, en caso de ser necesario, el cirujano suministrará un tratamiento para paliar la molestia. Pueden producirse sangrados no importantes en los días posteriores a la cirugía.

  • El periodo de recuperación depende de la actividad diaria que realice la paciente, la sanación total se estima en unas 6 semanas. En mujeres que realicen trabajos que no requieran esfuerzo físico, normalmente pueden reincorporarse a las 24 o 48 horas.

  • Pueden quedar cicatrices en el exterior de la vagina, pero con el tiempo se vuelven imperceptibles.

  • Durante el periodo de recuperación, se aconseja no usar ropa interior muy ajustada y no usar tampones.

  • Debe evitarse mantener  relaciones sexuales durante 3 o 4 semanas después de la cirugía. Asimismo, se recomienda no practicar ejercicio físico intenso durante este periodo.

También te puede interesar:

Aumento del Punto G - Dr. Pérez - Cerezal

Aumento del Punto G

Labioplastia - Dr. Pérez - Cerezal

Labioplastia

Rejuvenecimiento Vaginal - Dr. Pérez - Cerezal

Rejuvenecimiento Vaginal