Lipofilling Mamario

Lipofilling Mamario - Dr. Pérez-Cerezal

El Lipofilling Mamario es una técnica que permite remodelar y aumentar el tamaño de los senos, a través de un injerto de grasa extraída de otras partes del cuerpo de la paciente. Con este método, se logra un tacto y aspecto natural de los senos, además de una mejora estética completa de la silueta de la paciente: a la vez que se realiza el aumento del busto, se sustrae la grasa de zonas con un exceso no deseado. Representa una alternativa para aquellas pacientes que prefieran un aumento de los senos sin utilizar prótesis.

¿Hacia quién va dirigido?

Este procedimiento está indicado para todas aquellas mujeres que necesiten un aumento moderado de senos tras perdidas de firmeza, flacidez, vaciado y/o deterioro a consecuencia de embarazos, paso del tiempo o pérdida de peso.

Para realizar esta intervención se precisa que la paciente tenga grasa sobrante en otra parte su cuerpo.

La Técnica Quirúrgica:

La técnica quirúrgica es mínimamente invasiva y consiste en la transferencia de grasa propia de la paciente, mediante liposucción con cánulas. La grasa extraída es filtrada y centrifugada, purificada de forma segura, consiguiendo un material de relleno bio-compatible e inocuo. Éste se inyecta en la región mamaria mediante una minúscula incisión con cánulas que permiten depositar la grasa.

Para conseguir volúmenes mayores, habitualmente es necesario realizar otra sesión a los 4 meses.

Antes de la Cirugía:
  • En la visita médica, determinaremos el tipo de procedimiento adecuado para la paciente.

  • Antes de la intervención, será necesaria la realización de un estudio pre-anestésico y un control radiográfico de la mama para descartar que no haya ninguna patología previa.

Durante la Cirugía:
  • Esta intervención suele realizarse mediante anestesia local y sedación.

  • La duración suele rondar, aproximadamente, alrededor de 2 horas.

  • Dependiendo de la evolución de la paciente, podrá ser dada de alta el mismo día de la cirugía.

El Post-Operatorio:
  • Tras la infiltración,el pecho puede mostrar inflamación y pueden aparecer pequeños hematomas, que desaparecerán en unos días. El volumen se irá estabilizando progresivamente hasta que la grasa esté totalmente integrada.

  • Al introducirse la grasa mediante inyección, se evitan cicatrices.

  • Este tipo de intervención es indolora y no produce rechazo ni reacción alérgica posterior en la paciente, permitiendo una rápida incorporación a su actividad habitual.

También te puede interesar:

Sustitución de prótesis - Dr. Pérez - Cerezal

Sustitución de prótesis

Aumento de mama - Dr. Pérez-Cerezal

Aumento de mama