Reconstrucción tras cáncer de mama: Técnica DIEP

Reconstrucción tras cáncer de mama - Dr. Pérez - Cerezal

La técnica DIEP de reconstrucción tras cáncer de mama que utilizamos es la más novedosa actualmente y somos los nº 1 de Andalucía en su práctica. Creamos una mama natural sin implantes mamarios, utilizando únicamente la piel y grasa del abdomen. De esta forma, la paciente se beneficia de una gran mejora estética del contorno abdominal, eliminando las frecuentes secuelas de embarazos como flacidez o estrías por debajo del ombligo.

Otra de las grandes ventajas que supone esta técnica es que la paciente se puede someter a ella de manera inmediata, en el mismo momento de la mastectomía, para paliar el impacto psicológico de verse sin mama.

¿Hacia quién va dirigido?

Este procedimiento está indicado a todas aquellas mujeres mastectomizadas que tengan un excedente de piel y grasa en la zona abdominal. Es importante no haberse realizado con anterioridad una abdominoplastia previa u otro tipo de intervenciones en el abdomen.

La Técnica Quirúrgica:

La técnica quirúrgica consiste en extraer piel y grasa del abdomen y trasplantarlo al tórax, uniéndolo a una arteria y una vena (epigástrica inferior profunda) que lo irrigarán de sangre mediante microcirugía para que tenga vascularización propia.

Antes de la Cirugía:
  • En la visita médica, determinaremos la idoneidad del procedimiento para la paciente.

  • Antes de la intervención, será necesaria la realización de un estudio pre-anestésico y un control radiográfico.

Durante la Cirugía:
  • Esta intervención se realiza bajo anestesia general.

  • La duración de la cirugía suele ser de 8 horas y 7 días de ingreso hospitalario por lo especial de esta técnica. Es necesaria una disección minuciosa de los vasos que van a nutrir a la nueva mama.

El Post-Operatorio:
  • Se recomienda una semana de reposo tras la cirugía, sin hacer esfuerzos físicos.

  • Tras la intervención,el pecho puede mostrar inflamación y cierta tensión abdominal, que desaparecerán progresivamente con el paso de los días.

  • Normalmente se permite una reincorporación a la actividad normal en torno a las 3 semanas, no debiendo practicar deporte hasta transcurrido el primer mes.

  • Este procedimiento no interfiere ni en el tratamiento, ni en el control posterior del cáncer de mama.

  • La técnica DIEP permite conservar los nervios y el músculo recto abdominal en su totalidad, sin dañarlos ni debilitarlos, como ocurre con antiguas técnicas.