Reducción de pecho: todo lo que necesitas saber


Aunque la reina de las intervenciones quirúrgicas es la operación de aumento mamario, es muy habitual en nuestra clínica la realización de cirugías de reducción de pecho. Y es que este tipo de intervención no es sólo solicitado por estética, sino también por salud. Son muchos los problemas musculares debidos a un volumen mamario exagerado, así como desviaciones de espalda y afecciones crónicas en la zona cervical.

Reducción de pecho: todo lo que necesitas saberSi estás pensando ponerte en manos de un cirujano plástico para una reducción de pecho, este artículo te interesa. Sigue leyendo:

¿En qué consiste la cirugía de reducción de pecho?

La mamoplastia de reducción tiene como objetivo reducir el tamaño de las mamas, así como elevarlas, en el caso que fuera necesario, para armonizar el tamaño del busto con el resto del cuerpo de la paciente.

¿Es sólo cuestión de estética?

Como adelantábamos en el encabezado de este artículo, los problemas derivados de un gran volumen mamario no son pocos. Aparte de las consecuencias lumbares y cervicales que ocasiona el peso, patologías dérmicas como úlceras y eczemas también hacen su aparición en el surco submamario.

Y no podemos olvidar el ámbito psicológico: hay mujeres que se acomplejan por tener un tamaño excesivo de las mamas, lo que repercute en su comportamiento social. Por ejemplo, se sienten condicionadas a la hora de seleccionar la ropa adecuada o tienen dificultad para realizar algunos deportes.

¿En qué consiste la intervención?

La cirugía de reducción de pecho se realiza extirpando exceso de piel, grasa y tejido mamario. Esto se hace a través de una pequeña incisión, diseñada para que no deje apenas marca a simple vista. La areola del pezón también se reduce para adecuarla al tamaño resultante de la mama.

Este intervención no busca solamente la reducción de volumen mamario, sino también se procura elevar el complejo areola-pezón y armonizar la figura de la paciente, con un resultado estético satisfactorio.

¿Qué hay que tener en cuenta antes y después de someterse a esta operación?

Cuando una paciente acude a nosotros para realizarle una intervención de reducción mamaria, valoramos su caso y le asesoramos. De esta forma, determinamos y explicamos el procedimiento que se va a seguir.

  • Lo primero a lo que se somete la paciente es a un estudio pre-anestésico y a un control radiográfico, para asegurar que no existen patologías previas.
  • Una vez en quirófano, se aplica anestesia local y sedación.
  • La intervención suele durar unas 3 horas solamente.
  • Si la evolución de la paciente es normal y favorable, se da de alta en el mismo día de la cirugía o en las próximas 24 horas.
  • Tras la operación, se aconseja vestir un sujetador anatómico específico de sujección.
  • Después de 3 o 4 meses, las marcas de la cirugía apenas son apreciables en la piel de la paciente.
  • En 2 o 3 semanas, la paciente puede hacer su vida normal puesto que no es una operación que resulte dolorosa ni molesta.

¿En qué podemos ayudarte?

Si necesitas información sobre la cirugía de reducción de pecho, estaremos encantados de atenderte. Podemos resolver cualquier duda que tengas.

Pide cita en el número 955131401 o mándanos un e-mail a info@drperezcerezal.com

Recuerda que también nos puedes seguir en las redes sociales.

Facebook

Instagram