Rinoplastia

Rinoplastia - Dr. Pérez-Cerezal

La rinoplastia es la cirugía que se utiliza para conseguir una nariz en armonía con el rostro mediante remodelación de la punta nasal, eliminación de la giba o caballete y estrechando los huesos de la nariz, entre otros procedimientos, y para la corrección de una alteración respiratoria asociada.

Cada caso de rinoplastia es adaptado a las facciones de cada paciente que nos solicita este tipo de intervención. Nuestro objetivo es conseguir una nariz mucho más natural, huyendo de los prototipos que se han ido utilizando en los últimos años, que daban como resultado una nariz similar para todas las pacientes. El dominio y desarrollo de diversas técnicas quirúrgicas han permitido la individualización del tratamiento y un acabado más adecuado con las características de los pacientes.

¿Hacia quién va dirigido?

Este procedimiento está indicado para todos aquellos pacientes que necesiten la corrección de deformaciones nasales mediante la modificación de su forma, por motivos estéticos o respiratorios.

La Técnica Quirúrgica:

La técnica quirúrgica consiste en una rinoplastia cerrada, a través de incisiones en el interior de los orificios nasales, remodelando los huesos y cartílagos para definir una nueva estructura. De esta forma, la piel y las membranas se retraen y se adaptan hasta conseguir la forma deseada.

Existe la posibilidad de una rinoplastia abierta, que está indicada en pacientes que tuvieron una cirugía nasal anteriormente o que han sufrido trauma. En este caso, es posible una pequeña cicatriz.

Antes de la Cirugía:
  • En la visita médica, determinaremos el tipo de procedimiento adecuado para el paciente.

  • Antes de la intervención, será necesaria la realización de un estudio pre-anestésico y un control radiográfico para descartar que no haya ninguna patología previa.

Durante la Cirugía:
  • Esta intervención suele realizarse bajo anestesia general. La anestesia local con sedación está indicada para las correcciones de la punta de la nariz.

  • La duración suele rondar, aproximadamente, 2 horas.

  • Dependiendo de la evolución del paciente, podrá ser dado de alta el día siguiente a la cirugía. Se recomienda un ingreso clínico de 24 horas.

El Post-Operatorio:
  • Tras la operación, el paciente saldrá de quirófano con un taponamiento nasal y una férula. El taponamiento nasal se retirará al tercer día, mientras que férula tendrá que ser llevada durante una semana.

  • El postoperatorio de una rinoplastia no es doloroso y, por lo general, no se emplean analgésicos pero, en caso de ser necesario, el cirujano suministrará un tratamiento para paliar la molestia.

  • El resultado estético de la cirugía es óptimo. Aunque en el momento de retirar la férula aparecerán hematomas, éstos desaparecen en pocos días. La hinchazón suele afectar principalmente a la punta de la nariz.

  • Normalmente se permite una reincorporación a la actividad normal en una o dos semanas, dependiendo de la profesión o actividad física de cada paciente.

  • No existen cicatrices visibles con la técnica quirúrgica cerrada.

  • Los resultados estéticos son evidentes desde un primer momento, aunque deberán pasar algunos meses para ver resultados definitivos.

  • Recomendamos evitar el uso de gafas de forma continuada durante los dos primeros meses tras la cirugía.

También te puede interesar:

Lifting facial - Dr. Pérez - Cerezal

Lifting facial

Rinoremodelación - Dr. Pérez - Cerezal

Rino-remodelación

Bolas de Bichat - Dr. Pérez-Cerezal

Bolas de Bichat