Técnicas de reconstrucción tras cáncer de mama


La cirugía reconstructiva es una de las alternativas quirúrgicas más demandas después de sufrir cáncer de mama. A día de hoy, es una elección gratificante y segura para la paciente, un paso esencial hacia la normalidad.

Objetivo de la cirugía

  • Recrear una mama de aspecto natural, incluyendo la areola y el pezón.
  • Conseguir que la paciente se sienta cómoda con cualquier prenda de vestir y así hacer una vida totalmente normal.
  • Aumentar la estabilidad emocional para enfrentarse a la enfermedad de una forma más positiva.

¿Reconstrucción inmediata o reconstrucción diferida?

Casi todas las mujeres que se van a someter a una mastectomía son candidatas a realizarse una reconstrucción mamaria en el mismo día de su cirugía (reconstrucción inmediata). En este tipo de reconstrucción,  la paciente se despierta de la intervención con un contorno mamario adecuado, evitando la experiencia de verse con la mama amputada. El beneficio psicológico de esta técnica es claro.

En algunos casos, sin embargo, la reconstrucción puede o debe posponerse (técnica denominada reconstrucción diferida). Algunas mujeres no se sienten cómodas hablando de la reconstrucción mientras intentan adaptarse al hecho de haber sido diagnosticadas de un cáncer de mama. Otras mujeres simplemente no desean más intervenciones que las estrictamente necesarias para curar la enfermedad. Otras veces, el empleo de técnicas más complejas de reconstrucción hace aconsejable retrasar la reconstrucción para no extender excesivamente la intervención. Si existen problemas médicos asociados, como obesidad o hipertensión, también puede ser necesario retrasar la reconstrucción.

Por otro lado, la reconstrucción inmediata exige una colaboración estrecha entre el cirujano de mama y el cirujano plástico, ya que es necesaria la presencia de ambos cuando se interviene a la paciente.

En cualquier caso, estos procedimientos no deben interferir ni en el tratamiento, ni en el control posterior del cáncer de mama.

Técnicas

Las técnicas utilizadas principalmente son el Colgajo Autólogo y el Expansor Mamario/Prótesis de mama. A continuación, detallamos ambos procedimientos:

1- COLGAJO AUTÓLOGO

La reconstrucción mamaria con su propio tejido sin el uso de implantes se llama cirugía de colgajo autólogo (refiriéndose a su propio tejido). Un procedimiento de colgajo autólogo utiliza una combinación de piel, grasa y / o músculo que se mueve desde áreas como el abdomen, la parte superior de la espalda, la parte superior de la cadera o las nalgas hasta el pecho, donde se le da forma a una nueva mama.

Los tipos más comunes de colgajo: Colgajo DIEP

Colgajo DIEP (colgajo perforantes de epigástrica inferior) es la intervención quirúrgica más empleada por los cirujanos. Se puede considerar hoy en día como el procedimiento estrella de la reconstrucción mamaria tras cáncer. Se utiliza un colgajo de tejido compuesto por piel y grasa del abdomen de la  mujer como tejido donante, similar al tejido que se extirpa en una abdominoplastia.

La técnica DIEP mantiene el músculo abdominal en su lugar para que pueda continuar realizando sus funciones previstas, sin daño alguno. Al mantener la viabilidad del músculo abdominal, el procedimiento DIEP ayuda a preservar la fuerza abdominal, disminuye la probabilidad de una hernia y acorta el tiempo de recuperación.

Una vez que se ha tomado el colgajo DIEP del abdomen, los vasos sanguíneos disecados del tejido abdominal se conectan a los vasos sanguíneos del tórax del paciente. Con la ayuda de un microscopio, uniremos los vasos sanguíneos del tejido del donante a los vasos sanguíneos del tórax.

La conexión de estos vasos permite que el aporte sanguíneo a la nueva mama se produzca, comportándose de manera similar a un “trasplante del propio cuerpo” de la paciente.

Los beneficios de esta técnica son:

  • Una mama de un aspecto natural: muy similar al pecho de la paciente. Utiliza tejido de la propia paciente para la reconstrucción de la mama, por lo que no se emplean prótesis ni otros materiales implantables y, por tanto, se evitan todas las complicaciones relacionadas con el uso de implantes.
  • No uso de implantes mamarios, obre todo en mujeres radiadas. Minimiza el número de cirugías a lo largo de su vida.
  • Minimiza la pérdida de función muscular.
  • Tolera la radioterapia, a diferencia de las reconstrucciones realizadas con expansor-prótesis o solo prótesis.
  • Minimiza el riesgo de hernia abdominal.
  • Menos dolor postoperatorio.
  • Recuperación más rápida.
  • Abdomen más plano: similar a una abdominoplastia.

Información complementaria:

  • Anestesia general.
  • Cirugía de 6-8 horas aproximadas de duración.
  • Hospitalización de 5-7 días según la evolución de la paciente.
  • Requiere drenajes.
  • Recuperación entre 15-21 días.

Otros tipos de colgajos para la reconstrucción mamaria:

Los colgajos que vamos a explicar a continuación son utilizados normalmente  cuando la paciente no es candidata a una reconstrucción inmediata o diferida con la técnica DIEP, como por ejemplo aquellas mujeres que no tengan tejido abdominal suficiente.

Colgajo PAP (perforantes de la arteria femoral):  Una opción más reciente para aquellas mujeres que no pueden usar el colgajo o DIEP. Consiste en una cirugía donde el tejido donante es la piel y grasa excedente en la cara interna del muslo de la paciente. El procedimiento es muy similar en todas sus fases al colgajo diep. En este caso se beneficiará de una mejora estética clara en la zona inguinal.

Colgajo de músculo dorsal ancho: Reconstrucción de la mama con piel y músculo de la espalda (músculo dorsal ancho). En este caso, el tejido va a mantener su vascularización original y será mediante un túnel en la región axilar, donde podamos abocar al colgajo a la zona de la “neomama”.

Un procedimiento, especialmente en auge últimamente, es combinar la reconstrucción mamaria con dorsal ancho + autoinjerto de grasa. En resumen, es hacer una liposucción genérica a la paciente y utilizar esa grasa para aumentar el volumen general del colgajo, evitando así el uso de un implante como se hacia más antiguamente.

Colgajos GAP (colgajo perforante de arteria glútea), también conocido como colgajo glúteo libre, que utiliza tejido de los glúteos. Este procedimiento podría ser una opción para las mujeres que no pueden o que no quieren usar las áreas del estómago debido a delgadez.

2- EXPANSOR MAMARIO / PRÓTESIS DE MAMA

Esta técnica consiste en expandir la piel y, posteriormente, colocar una prótesis. Después de la mastectomía, el cirujano plástico coloca un globo hinchable (expansor) debajo de la piel y músculo del pecho. A través de un mecanismo de válvula enterrado bajo la piel, se introduce una solución de suero salino una vez a la semana, durante varias semanas, hasta rellenar el expansor. Una vez que la piel de la región del pecho a dado de sí lo suficiente, se retira este expansor y se sustituye por una prótesis mamaria de silicona o de suero salino definitiva. Existen determinados expansores que están diseñados de tal manera que permiten ser mantenidos como implantes definitivos. Ambas intervenciones se realizan bajo anestesia general, con un estancia hospitalaria breve, entre 24 y 72 horas. Si la mama no mastectomizada es demasiado grande, demasiado pequeña o está muy caída, puede ser necesario reducirla, aumentarla o elevarla, a la vez que se reconstruye la otra, para conseguir un resultado simétrico. El pezón y la piel de alrededor (areola) se reconstruyen después, mediante anestesia local y de manera ambulante (sin necesidad de ingreso).

Las prótesis empleadas en este tipo de reconstrucción contienen silicona médica, al igual que muchos otros materiales empleados en otros campos de la cirugía (prótesis testiculares, implantes faciales, etc.). No se ha demostrado ninguna relación entre el cáncer de mama y el empleo de prótesis mamarias; tampoco se ha demostrado una relación clara con enfermedades autoinmunes y reumatológicas. Su utilización está aprobada en todos los países Europeos.

¿En qué podemos ayudarte?

Si necesitas información sobre esta técnica, pide cita en los números 955131401 / 689 13 10 61 o mándanos un e-mail a info@drperezcerezal.com. Estaremos encantados de atenderte. Recuerda que la primera consulta y presupuesto son gratuitos.

También nos puedes seguir en las redes sociales.

Facebook

Instagram